Jumpers

Jumper óptico

jumper óptico

Jumper óptico: son elementos de suma utilidad al momento de trabajar en redes de fibra óptica, pues permiten la interconexión y terminación de diferentes tipos de redes de fibra óptica, de una manera sencilla y sin necesidad de herramientas extra.

Los jumpers pueden definirse como cables con conectores en ambos extremos, cuyo objetivo es la conectorización de un equipo a otro.

Como la mayoría de los elementos en una red de fibra óptica, existe una amplia variedad de configuraciones, pues esto depende de las necesidades de cada instalación

Entre estas configuraciones podemos empezar con encontrar si el cable que se necesita es monomodo o multimodo, y en caso de ser multimodo, ¿qué multimodo es? OM1, OM2, OM3, OM4 u OM5, mientras que los jumper monomodo, generalmente son OS2 pero también pueden ser OS1.

Por otra parte, existen con diferentes conectores y pulidos, entre los más comunes están los conectores SC, ST, FC y LC con pulidos APC (verde), UPC (azul) o PC (beige/ aqua/ magenta/ verde claro) pero en cuanto a los conectores pueden encontrarse en otras configuraciones menos comunes, como lo son los MU, E2000 e incluso los MPO O MTP..

Esto, siempre considerando los equipos y acopladores a los que se van a conectar, pues deben ser compatibles para que funcionen de manera adecuada y con la menor pérdida posible.

De igual forma, como se mencionaba, hay que considerar el pulido con el que se trabaja, destacando que el pulido PC es generalmente multimodo y los pulidos APC y UPC son monomodo. Igualmente se pueden escoger dependiendo del tipo de unión o contacto que se necesitan, las siglas significando: Contacto físico (Physical Contact), Contacto ultra físico (Ultra Physical Contact), Contacto físico angular (Angled Physical Contact).

La longitud del jumper es otro factor importante, y un jumper puede ser fabricado desde menos de 1m de distancia y pudiendo alcanzar amplias longitudes. Hay que tomar en cuenta que la longitud es significativa, y que entre menos vueltas y más corta sea la distancia menos perdida y oportunidad de errores existe.

Aunado a esto, existen distintos tipos de cubierta, como riser, plenum o LSZH, siendo este último el material del que están hechas las cubiertas de nuestros jumpers y que asegura que puede usarse en ambientes interiores, ya que no emite humos tóxicos u obscuros, estas cubiertas dependen de la zona en que se quieran instalar.

Todas estas características pueden variar dependiendo de las necesidades de cada red en la que se esté instalando, por lo que es de suma importancia asegurarse que los jumpers que se utilicen sean compatibles y la mejor opción para el acabado de la instalación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *